familias-panamenas-marcadas-por-el-futbol-

Los hermanos Davis y Josué Vergara, quienes militan en el Tauro FC y CD Plaza Amador.  

Familias panameñas marcadas por el fútbol

Generaciones con un vínculo especial

Por: Isaac Castillero Wilson

Compartir en redes sociales

Este martes 15 de mayo se celebra el Día Internacional de las Familias, y en Panamá son muchas las que han encontrado en el fútbol un espacio propicio para compartir, disfrutar y marcar diferencias.

Esta celebración fue creada para resaltar el papel que juegan las familias y las políticas orientadas en el fomento de la educación y el bienestar de sus miembros.

Como referencias están, los hermanos Armando (q.e.p.d.) Julio y Jorge Dely Valdés, el padre, sobrino e hijo, Pércival, Víctor y Romario Piggott, e igual; la dinastía iniciada por Alfonso “Foncho” Méndez, seguido de su hijo, Jorge “Rambo” (q.e.p.d.), luego, su nieto, Jorge ‘Cuto’ y por último el bisnieto Jorge ‘Gugu’, quien es seleccionado nacional Sub-20.

Sin descartar, otros apellidos como, los Mendieta, Buitrago, Mitre, Botello, Ramos, Muñoz, Godoy, Brown, Evans y más.

De viva voz

  • Papá-Ricardo ‘Halcón’ Buitrago “como padre me siento orgulloso de mi hijo por todo lo que ha alcanzado con el fútbol. Su pasión futbolera ha sido algo natural, inclusive en su etapa de crecimiento se le aconsejo y brindó las opciones para que se enfocara en estudiar, pero eligió ser un profesional como futbolista. Este deporte es parte de nuestras vidas y nos gusta. Clave es la convivencia y comunicación para apoyarse y corregirse.

 

  • Hermano-Jorge Dely Valdés: “En nuestro caso como hermanos hemos tenido una conexión especial en cuanto pasión por los deportes, siendo el fútbol donde destacamos y eso que papá nada que ver con la práctica deportiva.  Armando, como hermano mayor influyó en Julio y mi persona. Algo que nos regocija y creo que es único es haber jugado los tres en un partido eliminatorio de Panamá contra Costa Rica en 1992 en el Rommel Fernández”.    

 

  • Hijo- Jorge ‘Gugu’ Méndez: “Es especial ser parte de esta tradición familiar. Nunca me he sentido presionado con respecto a ser igual o mejor que mi papá, abuelo o bisabuelo, incluso me motiva porque me dicen que fueron buenos en la cancha”.

 

  • Técnico – Gary Stempel: la esencia del fútbol es generar vínculos, alegrías, compartir en sana y deportiva competencia, siendo una riqueza para la cultura en general, y la vida familiar. Es importante que el fútbol camine cada vez más hacia una práctica más justa, limpia y pacífica, para que la familia pueda realmente disfrutar sin riesgos ni miedos, sin división ni peleas. Este deporte nos ha unido y compenetrado mucho más”

 

Más que un juego…

El dilema de si el talento “nace o se hace” genera distintas opiniones, por lo que el fisiólogo, Rodolfo Méndez, reconoció que se han encontrado genes relacionados con, la fuerza, altura, consumo máximo de oxígeno y características de los músculos esqueléticos.

“Las investigaciones científicas dicen que las tendencias sobre la secuencia genética se marcan más en habilidades o áreas de la música, deporte, matemática y medicina. Los antecedentes genéticos influyen, pero la parte motivacional es importante para que el desarrollo deportivo prevalezca”, añadió, el también profesor en la Universidad de Panamá.

Por su parte, la psicóloga Rosa Mon tuvo observaciones sobre fomentar versus presionar, “incentivar a sus pequeños a que practiquen deporte es bueno para su crecimiento y sociabilidad, pero sin presión excesiva. La felicidad del niño es lo importante, lo que conlleva apoyarlo más allá de los resultados deportivos. Todo a su debido tiempo. Entrando a su etapa de adolescencia ellos deciden si quieren adentrarse en determinada disciplina”, agregó.

Futuro prometedor

Jóvenes como los hermanos Ismael y Saed Díaz, Adalberto y Edilson Carrasquilla, o el caso del seleccionado nacional Blas Pérez con su hijo ‘Blasin’, quien muestra potencial siendo categoría Sub-13 de CD Plaza Amador, por mencionar algunos entre los tantos casos, dejan saber que el apego futbolero prevalece en las nuevas generaciones.

Comentarios